Algunos consejos para pagar menos por Impuesto sobre Sociedades

Algunos consejos para pagar menos por Impuesto sobre Sociedades

Algunos consejos para pagar menos por Impuesto sobre Sociedades

Ante el cierre del ejercicio 2.015 y con la entrada en vigor de la Reforma Fiscal es cierto que nos encontramos un poco más limitados a la hora de poder reducir nuestra carga fiscal de Impuesto sobre Sociedades. Por ello, desde Cuena y Gómez Aguilera, te damos estos pequeños consejos para poder reducir esa “factura fiscal”:

1- Provisionar insolvencias de deudores
Si tenemos créditos pendientes de cobro, podremos dotar contablemente, y deducirnos fiscalmente, una provisión (gasto) por insolvencias de deudores siempre que se cumpla alguna de las siguientes circunstancias:

  • Que a fecha de cierre hayan pasado más de 6 meses desde el vencimiento de la deuda
  • Que el deudor esté declarado en situación de concurso o que esté procesado por delito de alzamiento de bienes
  • Que la deuda haya sido reclamada judicialmente.

2- Provisionar gastos ciertos
Si hemos realizado una venta en el ejercicio por la que quedan pendiente de recibir y pagar ciertos gastos que nos vendrán en el ejercicio siguiente, podremos provisionar esos gastos y así restar nuestro beneficio fiscal.
El mismo caso se da si prevemos que podamos tener algún tipo de responsabilidad por litigio en curso.

3- Reserva de capitalización
Es una de las novedades de la reforma fiscal. Se trata de poder reducir hasta un máximo del 10% nuestra base imposible para el Impuesto de Sociedades. Para ello, tenemos que tener en cuenta el incremento que se haya producido en los fondos propios de la empresa entre el inicio y el final del ejercicio. A estos efectos, básicamente nos tendremos que fijar si dotamos reservas voluntarias con la distribución de resultados del ejercicio pasado.
Sobre ese incremento nosotros podemos calcular y dotar, con el resultado de este ejercicio, un 10% de ese incremento a esa nueva reserva de capitalización, que nos servirá para reducirnos la factura fiscal del impuesto de sociedades. Si este 10% es superior al 10% de la base imponible del impuesto, el exceso lo podremos deducir en los dos próximos ejercicios.
Requisitos para poder aplicar esta reducción de la base imponible del impuesto:

  • Que se mantenga ese incremento de los fondos propios durante 5 años
  • Que se dote la correspondiente reserva de capitalización y se mantenga indisponible durante los próximos 5 años.

4- Reserva de nivelación
Otra de las novedades de la reforma fiscal y solo aplicable a las empresas de reducida dimensión.
Se trata de poder reducirse en un 10% la base imponible del impuesto de sociedades. De tal modo que se tendrá que dotar una reserva (de nivelación) para compensar las bases imponibles negativas, que se entiende, que se generarán en los 5 ejercicios siguientes.
Esto sólo lo podremos recomendar a aquellas empresas que sepan, a ciencia cierta, que en los próximos ejercicios van a tener resultados negativos, puesto que si finalmente no los tienen después de ese tiempo, tendrán que reintegrar en la base imposible del impuesto de sociedades el importe de esa reserva que no han podido compensar.

José Luis Cuena Gil
Socio Director Área Mercantil